Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2009
"Si estás leyendo esto, entonces eres el hombre más débil de la historia", dice McAllister, un antropólogo que ha estudiado aborígenes australianos de hace 20.000 años."Sin condicionales ni peros, el peor hombre, el peor período (...) como clase somos de hecho la peor cohorte de homo sapiens masculinos que han caminado nunca por el planeta", agrega.
Esta frase del prólogo de su libro "The Science of the Inadequate ModernMale"expresa un hecho conocido por los antropólogos, el paso de cazadores recolectores a agricultores y ganaderos supuso una merma en nuestras capacidades físicas generales y, posteriormente, la industrialización y el sedentarismo ha catapultado a nuestra especie al pozo actual en el que nos encontramos.
Los deportistas son los actuales cazadores recolectores, con la salvedad de que los más cercanos a nuestras mejores capacidades fisiológicas serían los decatletas (otros deportes más específicos podrían no ser tan aptos al compararnos con nu…

Bienvenidos al blog del debate sobre la alimentación actual

La vida actual, sedentaria y con una alimentación continuada y rica en grasas supone una desventaja en lo que concierne a enfermedades crónicas degenerativas, con un impacto negativo sobre los éxitos genéticos de la descendencia.  Irónicamente, los genes que han permitido sobrevivir a nuestra especie en condiciones extremas de hambre y abundancia, disminuyen la esperanza de vida en las poblaciones sedentarias con acceso continuado a la comida. Cordain publicó en 1998 que el gasto energético cayó de 49 kcal/kg/día en los homínidos hace cientos de miles de años, a 32 kcal/kg/día del hombre contemporáneo. Esta diferencia equivale a realizar de 20 a 30 km al día para un sujeto de 70 kg, tal es el impacto de la deficiencia de actividad física en el presente. Por otro lado, la presencia de carbohidratos simples, grasas saturadas, desequilibrio entre poliinsaturadas n6/n3, ausencia de fibra etc, favorece el sobrepeso y la expresión de genes defectuosos aumentando la prevalencia de las llama…