Proteínas. Capítulo III. El calostro

Vamos a hablar de un tipo especial de suplementación proteica de gran interés, el calostro.

El calostro bovino (CB) es la leche producida por las vacas los primeros días después del parto. Esta leche "temprana" tiene un perfil nutricional y una composición inmunológica que difiere sustancialmente de la leche normal.

En el perfil de nutrientes se detectan inmunoglobulinas, factores de crecimiento, citocinas, nucleósidos y factores antimicrobianos, que promueven el crecimiento del tejido, el desarrollo del tracto digestivo y la función inmune en terneros neonatales.

Este compuesto es fundamental para el ternero recién nacido (en el ser humano se produce otro calostro específico para el recién nacido humano). Sin embargo, el calostro bovino tomado por deportistas no está suficientemente estudiado. No obstante, la suplementación con CB se está haciendo cada vez más popular, la presencia combinada de factores de crecimiento semejante a la insulina (IGF), inmunoglobulinas, citocinas, lactoferrina y lisozima, además de hormonas como la hormona del crecimiento, hormona liberadora de gonadotropina, hormona luteinizante y la hormona liberadora de glucocorticoides, sugieren que el CB podría mejorar la función inmune, la integridad gastrointestinal y el sistema neuroendocrino, parámetros que pueden verse comprometidos como consecuencia de un entrenamiento intenso.

Si se revisa la literatura científica, veremos que no hay consenso en cuanto a los efectos, dosis, momento del día de suplementación etc. La disparidad de estudios no ayuda a evaluar la realidad del efecto del CB en el ejercicio, ya que cambian las dosis, los protocolos, el tipo de esfuerzo etc entre unos trabajo y otros.

Hay, no obstante, algunas cosas que comentar al respecto aun no teniendo unanimidad entre los especialistas sobre su uso como ayuda ergogénica.

1) Cada vez se le presta más atención al sistema digestivo como modulador de la respuesta inmune del organismo y, el efecto del CB sobre este sistema está bien establecido (en el Salibra el contenido en inmunoglobulinas es del 5%).
2) El IgF-1 humano y el IgF-1 bovino solo se diferencian en tres de los 67 aminoácidos que componen la molécula, se puede decir que el IgF-1 bovino es tan potente como el humano. Ahora se relaciona este factor de crecimiento con neurogénesis y neuroprotección.
3) El contenido en fosfatidilserina es interesante, ya que tiene un efecto sinérgico con el ácido docosahexaenoico (Brudy Plus) sobre la cognición y, en el deporte, sobre la atención inmediata, muy relevante.
4) Su alto contenido en aminoácidos ramificados le otorgan un uso preferente en deportistas.


El calostro bovino es caro y difícil de conseguir, pero la tecnología actual ha puesto un producto, mucho mejor, a nuestro alcance, el Whey Platinum.

Apenas acaba de salir al mercado y la experiencia que tengo yo en los deportistas que llevo es extraordinaria.

Se puede adquirir en:

www.latiendadehector.com

Para tener más datos sobre el calostro se puede acceder al enlace

http://www.thorne.com/altmedrev/.fulltext/8/4/378.pdf
7 comentarios

Entradas populares de este blog

Sobre el Tríbulus terrestris