Más productos milagrosos. Los gluconutrientes

Los hidratos de carbono o carbohidratos, han sido los grandes olvidados de los macronutrientes, a los que se ha estudiado en profundidad (ácidos grasos, aminoácidos..). En la última década del siglo pasado, ha emergido la ciencia de los carbohidratos y se ha descubierto que no solo tienen una función de obtención de energía, sino que están involucrados en procesos complejos que afectan a todos los campos de nuestra biología. En este contexto, se ha definido la glicobiología como el área de la biología que se encarga del estudio de los carbohidratos y la influencia de éstos en las funciones de las células.

Los oligosacáridos o glicanos se caracterizan por estar constituidos por uno o más azúcares, formando oligo/polisacáridos que pueden encontrarse libres o como glucoconjugados, moléculas mixtas en donde el glicano se encuentra unido a proteínas (glucoproteínas y proteoglicanos) o lípidos (glucolípidos y lipopolisacáridos). Estos compuestos se encuentran en la superficie externa de la membrana de las células y tienen un papel esencial en el reconocimiento entre ellas, por ejemplo, las células del óvulo reconocen a los espermatozoides mediante glicanos que poseen en su superficie. Del mismo modo, bacterias, virus y hongos utilizan la matriz extracelular para albergar en el cuerpo células específicas y así poder atacarlas, por ejemplo, los virus de la gripe se adhieren a los glicanos presentes en las células del sistema respiratorio para poder causar la infección.

En los últimos 20 años los anticuerpos anti-glicanos (anticuerpos que, independientemente del inmunógeno que los produjo, reconocen una secuencia de azúcares en uno o más tipos de glicoconjugados) adquirieron una gran importancia médica ya que han sido involucrados en enfermedades autoinmunes y son uno de los elementos más prometedores en la terapia biológica del cáncer. La importancia del estudio de los glicanos, por tanto, no puede circunscribirse a un solo campo. Teniendo en cuenta que el 70% de las proteínas contienen sitios de glicosilación y, al menos, un 1% del genoma está dedicado a la producción de proteínas implicadas en la síntesis, degradación y función de los glicoconjugados, podemos observar que la importancia es extrema y abarca todos los campos, desde le fertilización, respuesta inmune, replicación viral, infecciones parasitarias, crecimiento celular, inflamación etc

Pues bien, como en otros muchos campos de la investigación, se ha aprovechado el inmenso potencial que suponen los descubrimientos en el campo de la glicobiología, para obtener éxito comercial sin escrúpulo alguno. De esta forma, se ha inundado el mercado (básicamente a través de Internet) de informes sesgados en beneficio de empresas que comercializan productos basados en los milagros de estos glicanos. Uno de esos productos es el Ambrotose -mezcla de arabinogalactano corteza de alerce (un ciprés), gel de aloe vera, goma ghatti y goma de tragacanto-. Se oferta como, "una mezcla de hidratos de carbono de plantas específicas que apoyan el sistema inmunológico", y "un apoyo óptimo a la comunicación de las células".

Como vemos, un producto de los que sirven para todo. Por cierto, esta empresa ha vendido producto por valor de más de 400 millones de dólares el año pasado y en 2007 fue objeto de una demanda por el fiscal del estado de Texas (USA). Pero lo peor de todo es que quienes lo han adquirido han sido, mayoritariamente, familias con pacientes con autismo, síndrome de Down, cánceres etc.

Mucho me temo que está ocurriendo lo que hemos visto con los aminoácidos en épocas anteriores, es decir, asociar los efectos de una proteína en el organismo con tomar un aminoácido precursor en forma de suplemento. Los estudios luego demuestran que no hay efecto, pero eso nadie lo estudia ni lo publica.

La realidad es que la glicobiología es importantísima y dará lugar a descubrimientos muy importantes en unos años, pero de momento, los expertos están indignados con el marketing publicitario que relaciona esa ciencia con oligosacáridos cuya administración no tiene ningún efecto. No os dejéis engañar por la publicidad, pero si de verdad estáis dispuestos a dar dinero porque os sobra, yo os aconsejaría una ONG, no empresarios que se jactan de engañaros.


Enlaces disponibles
Escritos publicados en revistas científicas por investigadores

2 comentarios

Entradas populares de este blog

Sobre el Tríbulus terrestris