La maravilla del efecto placebo

Los médicos sabemos muy bien lo que el efecto placebo hace en el paciente, pero la manera en que el organismo lo pone en marcha es enormemente curiosa e interesante.


La palabra placebo es la conjugación en futuro indicativo de la primera persona del verbo latino "placere", que significa ‘complacer’. En principio la palabra trata de indicar que se trata de una especie de juego entre médico y enfermo por el que éste último trata de complacer a su médico haciendo que su cuerpo se cure ayudando al efecto real de la medicación suministrada. Sin embargo, fuera de la etimología, el efecto placebo esconde una activación compleja en la que participa el núcleo accumbens situado en el cerebro y la producción de dopamina y endorfinas modificando la percepción del dolor y alterando el curso de la enfermedad susceptible de ese efecto.

Una parte muy importante del organismo es el estado inmunitario. Es importante no solo desde el punto de vista de la supervivencia, sino que incluso los psicólogos llegan a relacionar la atracción sexual en base a identificar el estado inmunitario de la posible pareja (por ejemplo mediante la comprobación de asimetrías). Pues bien, la inmunidad se ve alterada por la práctica de ejercicio físico, dándose la paradoja de que los sujetos sedentarios tienen una inmunidad ligeramente deprimida con respecto a los físicamente activos, al tiempo que el deporte de alto nivel de exigencia genera el mismo efecto, ligera depresión inmunitaria (la llamada "open window" a las infecciones en deportistas muy entrenados).
Para los médicos que vemos deportistas de alto nivel, es muy importante evitar esta situación que puede dar lugar a procesos virales que pueden, por ejemplo, dejar fuera de competición a todo un equipo de fútbol para un partido concreto. No digamos los que compiten en Olimpíadas cuando todo el esfuerzo de años se juega en unos días de competición. ¿Como prevenir resfriados?

Pues bien, no descubriré el arsenal terapéutico de que disponemos los médicos para prevenir estos casos, pero daré una pista poniendo un enlace curiosísimo que une el efecto antes comentado con una de las sustancias más utilizadas y, demuestra, que es plenamente efectivo.




1 comentario

Entradas populares de este blog

Sobre el Tríbulus terrestris