No es aconsejable tomar ayudas ergogénicas sin un buen asesoramiento


Cada vez más, observo en la consulta, que los deportistas que acuden ya están tomando un montón de productos como supuestas ayudas ergogénicas recomendadas por amigos, masajistas, cuñados etc.

En su mayor parte, los productos utilizados suelen ser muy conocidos y, en su mayoría, sueles ser útiles en la dieta del deportista. No obstante, suelen plantear algunos problemas comunes que merece la pena comentar.


El primero es la dosis. Normalmente, se trata de dosis insuficientes y que no provocan ningún efecto (por ejemplo, beta alanina por debajo de 3 g día).

El segundo es el momento de tomarla. Hay gente que toma creatina sin hidratarse bien y sin mezclarla con carbohidratos, lo que puede provocar diarreas.

El tercero es no conocer muy bien la marca o comprar un producto más barato, como suele ocurrir con los ácidos grasos omega3, en los que hay productos en el mercado de pésima absorción e incluso oxidados en la cápsula.

Otro problema común es creer a fe ciega en lo que pone el etiquetado, ya que estos productos tienen un control muy pequeño debido a que están incluidos entre los “productos dietéticos”, con lo que las exigencias de las autoridades son mucho menores que, por ejemplo, con los fármacos. Este tipo de problema es habitual en los productos proteicos ya que en los etiquetados no hacen mención a las concentraciones de las proteínas utilizadas o inducen a error, por ejemplo poniendo que es una proteína obtenida de aislado de suero de leche y utilizando, en realidad, concentrados procedentes de sueros desnaturalizados.

A todo ello, hay que añadir una serie de riesgos que el deportista asume al tomar ayudas ergogénicas sin el adecuado aval científico, como son:
• Buscar una vía inapropiada para un problema que pueda tener otra solución mejor
• Creer que existen posibilidades alternativas ante un límite genético en el deportista
• El uso de sustancias ergogénicas puede ser arriesgado a corto o largo plazo
• Su abuso puede ser la antesala a la utilización de sustancias más peligrosas
• Su inclusión en las listas prohibidas es cada vez mayor, por lo que en cualquier
momento el deportista que la consume puede dar positivo en un control antidopaje.
• Erosión de la ética del deporte

Es conveniente insistir en que los productos no incluidos en las listas de agentes dopantes, no están exentos de riesgos.
3 comentarios

Entradas populares de este blog

Sobre el Tríbulus terrestris