Suplementos para el dolor muscular (agujetas). La Bromelina



La bromelina es una proteasa, es decir una enzima, con supuestos efectos antiinflamatorios y antiedematosos que se extrae de la piña.

Su acción antiinflamatoria (si la tiene) deriva de la inhibición selectiva que ejerce la bromelina sobre la generación de tromboxano (un potente agente de la inflamación), así como de la disminución de los niveles de Ciclooxigenasa2 (COX2) (el lugar de acción de los antiinflamatorios no esteroideos; AINES)


En medicina deportiva, su indicación se encamina a disminuir el dolor, edema y pérdida de fuerza en entrenamientos que requieren gran sobrecarga muscular.

Cuando estudiamos la literatura médica en busca de investigaciones clínicas que lo confirmen, no obtenemos datos concluyentes. Al contrario, los estudios realizados en deportistas no demuestran resultados convincentes.

Pero aún hay más, ya que a nivel teórico tampoco se sustenta la teoría pues inhibir la COX2 no es una buena idea si se quiere hipertrofiar el músculo ya que la inflamación muscular es necesaria para atraer células satélites e hipertrofiar el músculo. De hecho, cuando se usan AINES para evitar el daño muscular, no solo se compromete la hipertrofia, sino el propio desarrollo muscular, tal como explica en profundidad Schoenfeld en el último número de la prestigiosa revista, Sports Medicine.



Sin embargo, su uso en patologías inflamatorias como la artritis si tiene fundamento, tanto teórico como en su confirmación clínica.



2 comentarios

Entradas populares de este blog

Sobre el Tríbulus terrestris