Antioxidantes en la tienda del Dr Villegas



Con la tienda de suplementos para deportistas en la cabeza, sigo pensando en actividades que ayuden a trasladar los conceptos que existen desde la perspectiva del conocimiento científico al ciudadano no experto. En este sentido, propongo que la tienda contemple un conjunto de productos que puedan ser de gran utilidad en la dieta del deportista.

Me explico: Según los conceptos de la dieta paleolítica, estamos habituados a ingerir una gran cantidad de alimentos ricos en polifenoles (bayas, uva negra, nueces, granadas, etc), que una vez activados por las bacterias que habitan en nuestro sistema digestivo, crean metabolitos de gran actividad antioxidante. Pues bien, aunque estamos en plena producción científica al respecto, todavía no existe un criterio riguroso sobre el tipo de antioxidante que ingerir y la dosis (si es que tenemos una dieta exenta de los alimentos que los contienen o pretendemos suplementarla). De hecho, existe controversia, incluso, sobre si es adecuado ingerir antioxidantes a dosis altas como beneficio para nuestra salud. La razón se explica en la complejidad con la que nuestro metabolismo ha hecho frente al proceso oxidativo que vino de la mano de la aparición de los primeros seres aerobios, y es que nuestro organismo utiliza los propios procesos oxidativos como lucha contra las bacterias, por ejemplo.

Lo que la industria -los grandes grupos financieros que generan el marketing de suplementos que nos inunda- ha hecho, es producir antioxidantes, realizar algún estudio clínico (insuficiente) y dar una gran publicidad sobre su efecto antienvejecimiento o para combatir la oxidación en el deporte etc etc. El resultado, como era de esperar salvo milagro, es que el tiempo no está dando la razón a ese argumento y no hay agente antioxidante que tenga una acción clara, precisa y contundente.

Veamos un ejemplo. Los especialistas venimos alertando, desde hace tiempo, que algunos alimentos tenían un efecto beneficioso comprobado desde el punto de vista epidemiológico y uno de ellos era la uva negra. Pues bien, inmediatamente se achacaron dichos efectos a una fitoalexina (compuestos con propiedades antimicrobianas) que tenía la uva negra, el resveratrol. Como consecuencia, el marketing actuó y empezó a comercializarse como “el gran producto capaz de retrasar el envejecimiento y de mejorar la salud”) Sin embargo, en el único ensayo positivo en humanos, han sido necesarias dosis extremadamente altas (3-5 g) de resveratrol en una fórmula patentada para bajar significativamente el nivel de azúcar en la sangre. Es decir, que a pesar de su difusión comercial alegando los efectos antienvejecimiento del resveratrol, no existe evidencia científica para la aplicación de estos créditos en mamíferos. En cuanto a su papel como sustancia ergogénica en el deporte, se ha demostrado en animales de experimentación que mejora la capacidad física de los animales sometidos a dieta enriquecida con este producto, pero no en humanos. La extrapolación de experimentos realizados sobre todo en ratas a humanos, es habitual en estos productos y demuestra que no siguen hasta el final la experimentación científica.

Fieles a la idea que hemos puesto en marcha con nuestra tienda, lo que haremos, por tanto, no será ofertar antioxidantes, sino los productos naturales que los contienen. De esta forma, hemos contactado con una cooperativa de productos ecológicos de la Región, que nos va a proveer de mosto ecológico de uva negra, pimentón y almendra ecológicos y otra que nos proporcionará pasta de arándano y compuestos de romero, así como confitura de cebolla, concentrado de granada y compuestos similares. Excepcionalmente incluiremos un potente antioxidante del que explicaremos su inclusión, como es el caso del Brudy Plus, cuya acción no es como antioxidante, sino como promotor de la génesis de antioxidantes endógenos y cuya fuente, el pescado, está actualmente con el problema de su alta contaminación con metales pesados. Seguiremos con la política de bajos márgenes de comercialización (para ajustar los precios), contar con empresas sostenibles (productos ecológicos) y destinar beneficios a crear empleo protegido.

En la siguiente entrada explicaré otro grupo de productos que estarán en la tienda.
7 comentarios

Entradas populares de este blog

Sobre el Tríbulus terrestris