El ácido lipoico (o tióctico)



El ácido alfa-lipoico es una coenzima hidrosoluble de funciones similares a las de las vitaminas del complejo B, forma parte de diversos complejos multienzimáticos localizados en la mitocondria, y es muy importante en la metabolización de carbohidratos, proteínas y grasas para dar energía (ATP). Dos de esos complejos enzimáticos forman parte del ciclo de Krebs, y otro complejo enzimático contiene el BCKADH (branched-chain keto-acid dehydrogenase), que está relacionado con la metabolización de los aminoácidos ramificados (recordemos que las enzimas desramificantes de los aminoácidos ramificados no están en hígado, sino en músculo, por eso tanto interés en esos aminoácidos por parte de los deportistas.


Tras la suplementación dietética se reduce a ácido dihidrolipoico que es un poderoso antioxidante en si mismo, aunque también puede actuar reciclando vitamina C y puede ser un sustituto del GSH (esto es lo que se argumenta en todos los lugares en los que nos “venden” las propiedades maravillosas del ácido lipoico.
Normalmente está presente en tejidos animales en pequeñas cantidades (5-25 nmol/g) (por eso aparece en carnes rojas). Puede ser consumido en la dieta y no posee efectos tóxicos conocidos.

¿Y yo que opino de la suplementación con este compuesto?
Efectivamente, en la literatura especializada existen suficientes estudios que argumentan un efecto antioxidante favorable en el tratamiento de diversas enfermedades en las que hay estrés oxidativo (enfermedades metabólicas, como diabetes y neurológicas). Sin embargo, todo parece indicar que estamos en la tesitura que siempre he defendido en este blog. Si el sujeto tiene una alimentación deficiente en aquellos productos que siempre han formado parte de nuestra dieta, cualquier estudio en el que se suplemente con antioxidantes demostrará un efecto favorable. La cuestión es que ocurre con las personas que toman una dieta rica en antioxidantes naturales. ¿Una suplementación les mejorará? Nadie lo ha demostrado, y sin embargo, son ya bastantes los científicos que consideran que la respuesta es que no mejora, incluso más aún, empeora. Por ejemplo, Strobel y colaboradores encontraron que la suplementación con vitamina E y ácido lipoico suprime la biogénesis mitocondrial en el músculo esquelético, lo que es, ciertamente preocupante.
Por mi parte, en deportistas, yo tendría en cuenta tres factores
a)      ¿La alimentación es equilibrada y adecuada en la ingesta de antioxidantes?
b)      ¿Se trata de un deportista de fin de semana?
c)      ¿Está tomando creatina

En el primer caso yo no le daría ácido lipoico. En el segundo y terceros sí, ya que tiene sentido, al menos teórico.

 Pongo a continuación el listado de fuentes alimentarias de los antioxidantes más ofertados por la industria de los milagros.



Fuente Alimentaria

Vitamina E

Fuentes más importantes
Aceites vegetales, aceites de semillas prensadas en frío, gérmen de trigo, gérmen de maíz, almendras, avellanas, girasol, soja, nuez.
Otras fuentes significativas
Patatas frescas, pimentón, aguacate, apio, repollo, verdolaga, espárragos, guisantes, frutas, pollo, pescado. Algunas frutas (albaricoque, melocotón).
Vitamina C
Frutas
Limón, limón dulce (lima), naranja, guayaba, mango, kiwi, fresa, papaya, mora, piña, mango.
Verduras
Pimientos, acerola, tomate, verduras de hojas verdes (espinacas, perejil, hojas de rábano), repollo, coliflor, brócoli, pimentón, lechuga.
Carotenoides




Beta Caroteno
Verduras y frutas amarillas y anaranjadas (calabaza, zanahoria), verduras verde oscuro (verdolaga, espinacas, borraja, espárragos)


Alfa Caroteno
Zanahoria
Licopeno
Tomate
Luteína y zexantina
Verduras de hoja verde oscuro, brócoli
Beta criptoxantina
Frutas cítricas





















Polifenoles
Citroflavonoides
Quercetina (cebolla, manzanas, brócolis, cerezas, uvas..); Hesperidina (corteza de limón y pomelo); Narinjina (corteza de naranja); Limoneno (limón y lima)
Isoflavonoides
Genisteína y daidzeína (soja)
Proantocianidinas
Semilla de uva, vino tinto, corteza de pino marino.
Antocianidinas
Cerezas, arándanos, grosella
Ácido elágico
Uva y verduras
Catequina
Té verde y negro
Kaemferol
Puerros, brócoles, rábano, endibias y remolacha roja
Minerales
Cobre
Hígado, pescado, marisco, cereales completos y vegetales verdes
Selenio
Carnes, pescados, marisco, cereales, huevos, frutas y verduras.
Cinc
Carnes y vísceras, los pescados, los huevos, los cereales completos y las legumbres
Aminoácidos
Cisteína
Carnes, pescados, huevos y lácteos











Ácid Alfa Lipoico

Carnes rojas






Glutation
Fuentes más importantes
Brócolis (piel), tomate, ajo, patata, espinacas, verdolaga




2 comentarios

Entradas populares de este blog

Sobre el Tríbulus terrestris