Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2013

Sobre la deshidratación (en cifras)

En un estudio sobre los hábitos dietéticos de un colectivo de 124 deportistas, jugadores de fútbol y baloncesto, se señalan los síntomas siguientes como los más frecuentes de una inadecuada hidratación: cansancio, sed intensa, calambres, fatiga, piel seca, orina escasa, taquicardia, vómitos, debilidad y globos oculares hundidos. De una manera general una deshidratación hipertónica (la pérdida de agua es mayor que la de electrolitos), presenta algunas señales características que son: dolor de cabeza, fatiga, reducción del apetito, intolerancia al calor, boca y ojos secos, ardor estomacal, y orina oscura con fuerte olor. 

El calor y el deporte

En los Juegos Olímpicos de Estocolmo (1912), se exigió por primera vez a los deportistas un certificado médico para competir y por primera ocasión tras Filípides, el Maratón terminó con un muerto. Un corredor portugués de 21 años cayó fulminado después de los 30 kilómetros y al día siguiente falleció por las secelas de un golpe de calor.
Detrás de un hecho tan dramático están dos razones evolutivas que no debemos perder de vista.