Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2013

Aluminio y cáncer de mama

Imagen
Aunque no es objeto habitual de este blog, voy a tocar un tema poco relacionado con la alimentación y el deporte, pero del que me siento obligado a hacer un breve comentario.
Hace pocos meses escribí acerca del uso de parabenos y disruptores endocrinos
http://dieta-paleolitica.blogspot.com.es/2013/04/esta-bien-hablemos-de-los-parabenos.html
Ahora vuelvo a hablar de la acción de estos compuestos en relación con el cáncer de mama, ya que hace poco pusieron un reportaje en TV acerca de la relación entre el aluminio y el cáncer de mama y, ya se sabe, si decimos los investigadores que hay un tema preocupante, nadie nos oye, pero si lo dice la tele……

Los suplementos de aminoácidos son para los culturistas.....

Imagen
Aunque ya me he referido a estos temas con anterioridad, ante el elevado número de consultas reiterativas sobre el tema, voy a responder esquemáticamente a las más coincidentes derivando al lector a los artículos más extensos en los que he tratado estos temas.

Cambiar el metabolismo

Imagen
Los médicos estamos acostumbrados, en la consulta, a escuchar frases como “tengo el metabolismo lento y me engorda cualquier cosa” “me ha cambiado el metabolismo, yo antes comía cualquier cosa y ahora todo me engorda” etc etc

¿Dieta mediterránea?

Existe el convencimiento de que la llamada “dieta mediterránea” es la causante del bienestar y supervivencia de pueblos longevos de esta zona geográfica. De hecho, existe una especie de consenso al respecto que nadie pone en duda. De esta forma, la pandemia que sufren los países desarrollados de enfermedades como la obesidad, diabetes II y cardiopatía isquémica –entre otras- se debería a una ingesta excesiva de calorías, elevada ingesta de grasas saturadas y alto consumo de carbohidratos simples (azúcares)

A propósito del debate sobre la toxicidad del azúcar

Hace algún tiempo se puso en contacto conmigo un delegado de marketing para saber si estaba dispuesto a participar en una campaña para evitar el estigma que se estaba creando en torno al azúcar y en la que intervenían otros catedráticos de nutrición.  Me imagino que sería del tipo de aquellas otras en las que intervinieron grandes “popes” de la nutrición diciendo que no hay alimentos buenos y malos y que ir, de vez en cuando, a una hamburguesería no era comer mal si no se abusaba (como de cualquier cosa en la vida). Por supuesto que no participé en esa mascarada destinada a mantener el estatus quo de las compañías del azúcar, pero la cosa quedó así, sin más.