Sobre los consejos nutricionales...



 

Hace años vi una escena de una película española en la que un actor (Toni Leblanc, con cuyo hijo mayor fui al Colegio en Madrid). En una de sus películas "Las chicas de la Cruz Roja" daba vida a un mecánico de taller que se encuentra en la calle con un hombre desesperado ante su coche estropeado. Entonces Tony se presenta, se asoma al capó, lo revisa, aprieta un tornillo y ¡sorpresa! el coche funciona. El conductor, muy contento, le pregunta por el precio de la reparación y él contesta que 20 duros (del año 1960, es decir, como unos 100 euros de ahora). Disgustado, el cliente le reprocha que es demasiado precio por el trabajo de apretar un simple tornillo, entonces Tony Leblanc le responde, magistralmente, que apretar el tornillo es gratis, los 20 duros son por saber qué tornillo era el que había que apretar.

Esta escena la he recordado en muchas ocasiones cuando en la consulta privada algún paciente se ha quejado del costo de un certificado (por ejemplo para actividades subacuáticas) o similar. Pues bien, ahora, que me estoy dedicando al asesoramiento nutricional, gratuito, para los usuarios de la tienda web de mi hijo, siento que en ocasiones alguno de los consejos que he proporcionado pueden haber dado lugar a pensamientos como: “Para aumentar las proteínas del desayuno y cambiar un plato por otro, no hace falta ser Médico especialista, Catedrático y Académico”. Quizás alguno de los deportistas que me piden asesoramiento piensan que van a recibir un listado de calorías, nutrientes, suplementos y yo que sé que cosas más. Lo cierto es que decir simplemente que hay que consumir 20 gramos de Isolate Premium disuelto en un vaso de yogur junto a una naranja entera en el desayuno, puede parecer simplista, pero detrás hay mucha investigación. Veamos….



¿Es igual tomar una naranja entera (pelada muy superficialmente) que un zumo?

La parte blanca debajo de la piel de la naranja es rica en fibra; además es la parte de toda la fruta con el mayor contenido de bioflavonoides (hesperidina). También tiene un alto contenido de pectina (30%), que ayuda a evitar la producción de gases intestinales, y sinefrina, una amina simpatomimética similar a la más conocida efedrina, que se estudia, actualmente, como agente lipolítico. Hay que añadir la fibra de la pulpa, muy importante para el mantenimiento de la microbiota intestinal.



¿Da igual tomar leche que yogur?

El yogur y el kéfir tienen importantísimas propiedades como probióticos. En este sentido, es preferible hacer yogur o kéfir en casa, con leche de vacas con la variante genética A2 (ver http://dieta-paleolitica.blogspot.com.es/2012/01/sobre-la-leche-de-vaca.html)

La Beta caseína de casi todos los mamíferos es la Beta caseína A2. Una mutación, hace tiempo, provocó un cambio en un aminoácido (histidina) por otro (prolina) en un lugar de la cadena. Las consecuencias de este cambio todavía están por ver, pero en principio, la cadena de aminoácidos resultante de este cambio, la llamada beta casomorfina (BCM7), es un agente opioide, prooxidante y relacionado con diversos padecimientos en sujetos estudiados. La prolina en las Vacas A2 tiene un fuerte enlace con la BCM7 y no le permite a ésta molécula romperse y fluir libremente en la leche para ser absorbida. Sin embargo la histidina de las vacas A1 tiene un débil control sobre BCM7 que le permite llegar a la pared intestinal y ser absorbida al torrente sanguíneo en aquellas personas sensibles.



¿Por qué Isolate Premium en el desayuno?

Esta marca en particular, contiene un 90% de aislado de suero de leche de una gran pureza. Es una marca que he estudiado y que merece plena confianza. Teniendo en cuenta que las proteínas responsables de la mayor parte de las sensibilizaciones son la caseína y las dos lactoglobulinas (alfa y beta), tomar una proteína que no contenga nada de caseína y mantenga las propiedades de los péptidos ricos en aminoácidos ramificados del suero de leche, es una garantía.

Por otro lado, La distribución de macronutrientes (carbohidratos y proteínas) en desayuno y comida o cena, no es baladí, ya que hay diferencias importantes entre tomar un desayuno normoproteico y otro hipoproteico. Las proteínas no se almacenan en el organismo (bueno, en realidad el almacén es el tejido muscular), así que no es adecuado, para un deportista, mantener una baja ingesta proteica desde la cena hasta la comida del mediodía siguiente. Además, un desayuno hipoproteico y una comida con alta carga de carbohidratos es negativa para perder masa grasa en regímenes de adelgazamiento, al menos según recientes estudios (Alves RD1 et al. Eating carbohydrate mostly at lunch and protein mostly at dinner within a covert hypocaloric diet influences morning glucose homeostasis in overweight/obese men. Eur J Nutr. 2014 Feb;53(1):49-60). La transmisión a deportistas aún no se ha hecho, pero es mejor asumir la idea empírica de realizar un desayuno con alto nivel de ingesta proteica y una cena más rica en carbohidratos.


¿Sigue, el lector, pensando que no hay conocimientos detrás de recomendar un simple desayuno? Pues si sigo con los suplementos, ya ni le cuento………
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Sobre el Tríbulus terrestris