El plato nuestro de cada día...


Veo, en las redes sociales, imágenes de diferentes platos servidos en hospitales de diversos países del mundo (http://www.realfarmacy.com/20-eye-opening-photos-of-hospital-food-from-around-the-world/). Todo el mundo nutricionista se escandaliza por el tema y se vierten opiniones de las más diversas llegando, en algún caso, a culpar a los médicos y cirujanos de los hospitales por no considerar la dieta de los enfermos ingresados al nivel de consideración que requiere. 

En mi experiencia, no es éste el planteamiento adecuado. Los médicos saben perfectamente la importancia de la dieta en los enfermos ingresados. Los hospitales cada vez incorporan más nutricionistas. Los pacientes y familiares se quejan, pero… Todo sigue igual ¿Por qué?

Vamos a trasladarlo al ámbito del deporte, que es lo que conozco algo. Durante años he formado parte del Comité Científico de la Federación Española de Medicina del Deporte, he sido fundador y director del Grupo de Nutrición aplicado al deporte y he asesorado, entre otros, a médicos responsables de selecciones olímpicas y a deportistas profesionales. En ese tiempo, he sido director del Centro de Control y Evaluación del  Deportista, ubicado en el Centro de Tecnificación Deportiva Infanta Cristina de Los Alcázares (inaugurado como Centro de Alto Rendimiento y degradado por el Consejo Superior de Deportes posteriormente, gracias a la nefasta gestión de los sucesivos directores). En dicho centro, había deportistas que residían todo el año y otros grupos que venían en diversas concentraciones. Por supuesto que existía una cocina y una empresa contratada por los responsables para dar los menús y, me imagino que todos pensaréis que, siendo un tema técnicamente vinculado a las ciencias del deporte (todos sabéis la importancia de la dieta en el deporte de élite), la opinión de los médicos se tendría en cuenta a la hora de confeccionar los menús. Pues nada más alejado de la realidad, nunca me llegaron a consultar aspecto técnico alguno sobre la comida a servir para los deportistas. El asunto llegaba al extremo de que algunos competidores en deportes que exigían un cuidado especial del peso, acudían a mi consulta en el citado centro para ver qué podían comer como alternativa al menú de la cocina. Absolutamente surrealista ¿no?

Me imagino que si se publicaran las fotos de los platos servidos en el CAR a lo largo de las sucesivas empresas de katering, cualquier deportista pensaría que el equipo médico de ese centro debería tener poca idea de nutrición o, simplemente, la valoraría muy poco en el contexto general de las ciencias del deporte. Sin embargo, en ese centro se estaban realizando estudios sobre alimentos e hidratación en el deporte que dieron lugar a varias tesis doctorales y a un premio nacional de investigación otorgado por la Universidad de Oviedo a un trabajo de diseño e investigación con una bebida para deportistas que, posteriormente, puso en el mercado la empresa Hero. Curioso ¿no?

Veo los platos que se sirven en el hospital de referencia de la Región, conozco personalmente a los médicos que tratan temas relacionados con la nutrición en ese hospital y veo reflejado el mismo problema. Es más, creo que es un problema general de este país en este momento, una enorme desproporción entre el nivel profesional de los técnicos y el grado de asesoramiento de los políticos que han desaprovechado este caudal  de conocimientos en beneficio de asesores poco cualificados que estaban a la sombra del poder debido a estrategias de partido (votos, estómagos agradecidos, corruptelas etc etc).
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Sobre el Tríbulus terrestris