Dietas alcalinizantes.....



Hace unas semanas algunos lectores me sugirieron que hablara de las posibles ventajas de alcalinizar el cuerpo para combatir los efectos negativos de la dieta excesivamente ácida (un concepto que siempre se ha defendido desde las filas de vegetarianos, por ejemplo).

Tengo que decir que debido a mi formación de fisiólogo, nunca se me había ocurrido plantearme si la dieta debía ser alcalinizante o acidificante y si eso tenía algo que ver con la salud en incluso, como dicen en algunos ambientes, con el cáncer. Alguno ha llegado a escribir que las llamadas muertes por causas naturales son sencillamente el punto terminal de una saturación de acidez en el organismo (George Washington Crile un eminente cirujano de principios del siglo pasado, fundador de la Clínica Cleveland en USA).

De la sorpresa inicial por el interés suscitado por el tema, pasé al estupor al observar lo que se constata en internet al respecto. Me encontré decenas de páginas web dedicadas a dar por hecho el fenómeno de la acidificación del organismo, explicando a continuación recetas de alimentos alcalinizantes y artilugios (desionizantes de agua etc) o nutrientes que ayudaban a ese proceso. No voy a poner ejemplos porque le basta al lector con conectarse a internet y teclear “alcalinizantes”.



Bien, vamos a explicar un poco de fisiología básica. El alimento que se ingiere, sea ácido o básico, pasa por el estómago, en donde se mezcla con un ácido de gran potencia, el clorhídrico (normalmente, el volumen del líquido estomacal es de 20 a 100 mL y el pH es muy ácido (1.5 a 3.5)). Cuando alcanza una gran acidez el píloro se abre y el quimo pasa al intestino delgado. Posteriormente, se alcaliniza por la acción de bilis y enzimas pancreáticos. Eso es independiente de que el alimento sea ácido o básico no importa lo que usted come, la comida en el estómago es ácida y la comida en los intestinos es alcalina.

¿Puede modificarse el pH de la sangre?
Pues  aquí solo hay que observar a los clínicos en las Unidades de Cuidados Intensivos. Una de las primeras cosas que se busca con urgencia es el pH e iones. ¿Por qué? Pues porque todas las reacciones químicas en el cuerpo se inician por sustancias químicas llamadas enzimas, y todas funcionan en un rango muy estrecho de acidez. Si su sangre cambia su acidez o alcalinidad, por cualquier motivo, se acabaron las reacciones y fracasa órgano tras órgano. La acidez del medio es, pues, una de las constantes que el organismo mantiene con más tenacidad y cuando fracasa hay que intervenir con extrema urgencia. Siéntese (para no caerse), respire rápidamente varias veces y notará que se marea. ¿Qué ha pasado? Pues que al respirar de forma forzada ha eliminado más CO2 del necesario y en su sangre disminuye  la concentración de iones hidrógeno con el consiguiente aumento del pH lo que produce alteraciones inmediatas en el organismo para ajustar de nuevo el pH a sus valores de normalidad (entre los mecanismos compensatorios se incluyen disminución de la frecuencia respiratoria, incremento de la excreción renal de bicarbonato y retención de Hidrógeno. El organismo regula los cambios de pH con amortiguadores químicos que se localizan en los espacios intra y extracelulares, y regulan la intensidad de los cambios súbitos del equilibrio ácido-base, junto a la compensación respiratoria y la excreción renal del exceso de ácidos.

Otra cosa es el llamado exceso de ácido o de base de los alimentos que hace que la digestión final de un grupo de alimentos con exceso de ácido o base genere productos finales de la digestión que inducen a los riñones a eliminar ese exceso de ácido o base alterando el pH de la orina. De esta forma, si es usted vegetariano, su orina será alcalina, pero su orina, no su sangre.

¿Cómo es que se habla de exceso de toxinas, de envejecimiento, de cáncer etc relacionadas con la acidosis? Pues porque así se justifican cosas como la llamada dieta depurativa y desintoxicante y eso vende mucho. Ya saben mis lectores que me fijo mucho en la dieta de nuestros ancestros así que voy a plantearme lo que debía hacer un antepasado nuestro para desintoxicarse de un asado de jabalí….. Pues eso, lo que ustedes piensan, comer alimentos con exceso de base, es decir, raíces, tubérculos, frutas… Por eso se les llama cazadores y recolectores. ¿Qué tenemos que hacer nosotros? Pues prestar más atención a tomar más probióticos y menos tóxicos de la dieta actual como el azúcar, grasas trans, etc  y dejarnos de historias sin fundamento científico.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Sobre el Tríbulus terrestris