El protocolo PRISE y el Dr Paulo Arciero

Nunca deja uno de sorprenderse y reconozco que el último tema que ha llegado a mis manos me ha sorprendido bastante. Se trata de un método para mejorar el rendimiento que está teniendo un éxito atronador. Se trata del protocolo PRISE (proteínas, resistencia, intervalo, estiramiento y resistencia), basado en un programa multidimensional que incluye el entrenamiento de resistencia, entrenamiento de intervalos (interval training), yoga o pilates y entrenamiento de resistencia.
En sus estudios (no muchos, por cierto), el Dr Arciero dividió a un grupo de deportistas en tres subgrupos a los que se sometió durante 16 semanas a una dieta de 60 g de proteína de aislado de suero de leche realizando actividades diversas, desde el sedentarismo (grupo 1), pasando por un entrenamiento de resistencia intenso (grupo 2) y otro en el que mezclaba entrenamiento cardiovascular y fuerza (grupo 3). 

Pues bien, encontró que, si bien todos los participantes registraron mejoras, el último grupo, perdió la mayoría del peso (2,6 por ciento) y más grasa (6,6 por ciento) y obtuvo un mayor porcentaje de la masa corporal magra (2 por ciento) que el resto de los participantes.


Del mismo modo, destacó la importancia de la proteína en nuestra dieta, considerando que la proteína debe ser distribuida de manera uniforme en todo el día, en lugar de ser consumido principalmente por la noche (como es común en los deportistas de países occidentales).
Los puntos en los que se basa son, por tanto:
1)   Un protocolo de entrenamiento integral que exige una dieta especialmente diseñada y alejada de los estándares creados para los sujetos mayoritariamente sedentarios o con actividades físicas muy suaves.
2)   Una dieta basada en varias comidas al día (hasta cinco o seis), con un porcentaje proteico similar y alcanzando hasta un 30 ó 35% de calorías totales.
3)   Una cantidad de hasta 60 gramos al día de aislado de suero de leche con el criterio de que es rica en leucina que tiene un alto poder anabólico

Argumenta que la ingesta de proteínas provoca mayor respuesta termogénica en comparación con las altas recomendaciones de carbohidratos en los deportistas. Además, dicha ingesta proteica debe hacerse en base a proteínas con alto contenido en leucina, dado su poder anabólico. Por otro lado, se debe ingerir comida cada 3 horas para aumentar las proteínas de señalización y la actividad transcripcional de las células musculares. De hecho, él considera que no sólo tiene implicaciones beneficiosas para aumentar el gasto de energía, sino también para la capacidad funcional de los músculos, aumentando la masa corporal magra, todo lo cual conduce, según él, a un mejor control del peso corporal y el rendimiento deportivo.
Nuevamente me sorprendo porque desde que estudié la dieta Atkins cuando era joven, siempre me propuse hacerme rico con alguno de los tópicos que se iban conociendo en función de cada descubrimiento en la alimentación humana, pero nunca acerté con el adecuado, de modo que fueron pasando delante de mí, la dieta zona, la dieta paleo, la dieta Dukan etc etc. Pues bien, creía que no iba a aparecer otra, de momento, y ha salido una con más fuerza aún, el protocolo PRISE, y me pasó por al lado sin enterarme...
En realidad, si uno se fija bien, el método propuesto tiene bases científicas sólidas, el entrenamiento multidimensional, la suplementación proteica con su alto poder saciante y termogénico, la utilización de proteínas ricas en leucina, un potente señalizador anabólico, la ingesta de alimentos asociada al ritmo de entrenamiento etc etc. Solo hay una cosa que la diferencia, se le ha puesto un nombre a esa prescripción, se ha publicado en una revista de buen nivel, como es The Journal of Nutrition and Metabolism, y se le ha dado toda la publicidad posible como si se tratara de una novedad científicamente validada, no siendo tal novedad y no estando demostrada.

¡Qué pena! Se me pasó patentar, dar nombre y ponerle una campaña de marketing a algo que estoy haciendo en los últimos años, desde que edité (gratuitamente) mi libro y empecé a ayudar a crearle un futuro a mi hijo con la marca de suplementos DV (esos, al menos, los cobramos, aunque el margen que les ponemos, tampoco nos haga ricos…).


Performance Enhancing Diets and the PRISE Protocol to Optimize Athletic Performance
Paul J. Arciero,1 Vincent J. Miller,1,2 and Emery Ward1

1Human Nutrition and Metabolism Laboratory, Health and Exercise Sciences Department, Skidmore College, Saratoga Springs, NY 12866, USA
2College of Graduate Health Studies, A. T. Still University, Mesa, AZ 85206, USA


Enlace: http://www.hindawi.com/journals/jnme/2015/715859/
 

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Sobre el Tríbulus terrestris