Entradas

Sobre la deshidratación (en cifras)

En un estudio sobre los hábitos dietéticos de un colectivo de 124 deportistas, jugadores de fútbol y baloncesto, se señalan los síntomas siguientes como los más frecuentes de una inadecuada hidratación: cansancio, sed intensa, calambres, fatiga, piel seca, orina escasa, taquicardia, vómitos, debilidad y globos oculares hundidos. De una manera general una deshidratación hipertónica (la pérdida de agua es mayor que la de electrolitos), presenta algunas señales características que son: dolor de cabeza, fatiga, reducción del apetito, intolerancia al calor, boca y ojos secos, ardor estomacal, y orina oscura con fuerte olor. 

El calor y el deporte

En los Juegos Olímpicos de Estocolmo (1912), se exigió por primera vez a los deportistas un certificado médico para competir y por primera ocasión tras Filípides, el Maratón terminó con un muerto. Un corredor portugués de 21 años cayó fulminado después de los 30 kilómetros y al día siguiente falleció por las secelas de un golpe de calor.
Detrás de un hecho tan dramático están dos razones evolutivas que no debemos perder de vista. 

La pretemporada

¿Libre albedrío?

Mantras de la dietética

Empleo la palabra “mantra”, no en su sentido etimológico puro, sino valorando el aspecto repetitivo que hace que no lleguemos a racionalizar lo que decimos, concentrándonos en repetir una y otra vez el mismo argumento. En este sentido, voy a valorar algunos de los “supuestos científicos” que repiten una y otra vez los detentadores de la doctrina oficial (profesores, miembros de colegios oficiales, supuestos expertos etc.)

Moringa Oleifera "El árbol milagroso"

Vamos a prestar un poco de atención a una planta que puso de moda, hace poco tiempo, Fidel Castro al decir, en público, que era la “causante” de la superación de su grave enfermedad. Se trata de Moringa Oleifera, un árbol notable cuyas hojas , vainas y flores tienen 7 veces más vitamina C que se encuentra en las naranjas, 4 veces la vitamina A de las zanahorias, 3 veces el hierro de las espinacas, 4 veces más calcio que la leche y 3 veces el potasio de los plátanos.