Los estudios en ratas sobre el orígen de la relación de la migraña con la dieta, nos enseñan cosas sobre la suplementación con óxido nítrico en deportistas



El óxido nítrico (NO) es un compuesto significativamente importante en la fisiología humana y modula muchos de los procesos que son esenciales para el rendimiento en el ejercicio. Estudios recientes indican que la disponibilidad de NO puede mejorar por medio de la suplementación con nitrato inorgánico de la dieta, el cual es abundante en los vegetales de hojas verdes y en la remolacha (también conocida como betabel o betarraga).

La suplementación con 5-7 mmol de nitrato de la dieta (~0.1 mmol/kg de masa corporal) reduce la presión arterial en reposo, disminuye el costo de oxígeno del ejercicio submáximo (es decir, aumenta la eficiencia del músculo) y puede mejorar el rendimiento en el ejercicio. Estos efectos fisiológicos se observan tan sólo en 3 horas posteriores al consumo de nitrato y pueden mantenerse por al menos 15 días si se continúa la suplementación.



Los nitratos pueden ser reducidos por las bacterias de la flora oral a nitritos, que una vez en el torrente sanguíneo pueden ser a su vez convertidos en óxido nítrico. Pues bien, un estudio reciente demuestra que hay diferencias importantes en la conversión oral de nitratos según la microbiota bucal. Los resultados, alcanzados a partir de la secuenciación genética de las bacterias presentes en las muestras, no mostraron diferencias significativas en las especies que conformaban las floras de los participantes en el estudio. Sin embargo, el análisis de los genes de las bacterias mediante una herramienta bioinformática llamada ‘PICRUSt’ mostró una mayor abundancia de genes codificantes de enzimas de nitratos, nitritos y óxido nítrico en las microbiotas orales de algunos participantes en los que había mayor reducción de nitratos a nitritos.

En un estudio realizado por Duncan y col publicado en Nature Medicine, se observó que  altas concentraciones de nitrito presente en la saliva (derivado de nitrato de la dieta) pueden, tras la acidificación, generar óxidos de nitrógeno en el estómago en cantidades suficientes para proporcionar protección contra patógenos incluidos en los alimentos.

 El estudio demuestra que, en la rata, la reducción de nitrato a nitrito se limita a un área especializada en la superficie posterior de la lengua, que está fuertemente colonizada por bacterias, y que la reducción del nitrato está ausente en las ratas libres de gérmenes. También se muestra que en los seres humanos se incrementó la producción de nitrito salivar como resultado de la ingesta de nitratos aumentando la producción de óxido nítrico oral. 

Los investigadores proponen que la generación de nitrito salivar se lleva a cabo por una relación simbiótica que involucra bacterias que reducen nitratos en la superficie de la lengua, lo que está diseñado para proporcionar una defensa del huésped contra los patógenos microbianos en la boca e intestino. 

En deportistas, en los que hemos comentado la mejora de rendimiento por la acción del óxido nítrico, sería muchísimo más lógico preocuparse de tener una buena microbiota oral y tomar una dieta rica en nitratos, que ingerir suplementos caros e inútiles de óxido nítrico

Callum Duncan, Hamish Dougall, Peter Johnston, Susan Green, Richard Brogan, Carlo Leifert, Lorna Smith, Michael Golden & Nigel Benjamin. Chemical generation of nitric oxide in the mouth from the enterosalivary circulation of dietary nitrate. Nature Medicine 1, 546 - 551 (1995) doi:10.1038/nm0695-546
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Sobre el Tríbulus terrestris