El cartílago articular, ese gran problema...



Nuevas evidencias apoyan el uso del triplete nutracéutico formado por el condroitin sulfato, el sulf. de glucosamina y el DHA (omega3) en la prevención de la lesión del cartílago articular.

El condroitín sulfato forma parte de los constituyentes estructurales de la matriz extracelular del cartílago que contribuyen a aportar al cartílago sus propiedades mecánicas y elásticas -gracias a la propiedad de retención de agua que permite que el cartílago articular se estire cuando se encuentra sometido a fuerza mecánica-, es decir, son claves en evitar el deterioro en las enfermedades articulares degenerativas

El sulfato de glucosamina es un principio activo de origen biológico presente en el organismo humano y sintetizado a partir de la quitina que se extrae de las conchas y/o caparazones de crustáceos. La acción terapéutica del sulfato de glucosamina se debe a que favorece la síntesis de proteoglucanos –esos constituyentes estructurales de la matriz del cartílago de los que hablábamos antes- y también posee una actividad antiinflamatoria propia.

La combinación de ambos compuestos está siendo la llave de la llamada “condroprotección nutracéutica” que, unida a la educación gestual, a un equilibrio dietético y a la mejora de las condiciones biomecánicas, constituyen la clave de la prevención de las lesiones de cartílago que acaban con los sueños de muchos deportistas.

Recientemente, un grupo de investigadores del Grupo deProteo-Red/Instituto Salud Carlos III, liderado por el profesor Francisco J.Blanco, también director del Servicio de Reumagología INIBIC-Complejo Hospitalario Universitario A Coruña, han realizado un análisis proteómico en condrocitos articulares humanos tratados con ambos fármacos que ha resultado prometedor. 

Asimismo, comienzan a aparecer en la literatura científica trabajos que demuestran una acción sinérgica con los ácidos grasos omega3 (Gruenwald J, E Petzold, Busch R, Petzold HP, Graubaum HJ: Efecto del sulfato de glucosamina con o sin ácidos grasos omega-3 los ácidos grasos en pacientes con osteoartritis.

La gran seguridad de estos productos, con escasos efectos secundarios, nos permite manejar un arma terapéutica de importancia en la prevención y/o tratamiento de las lesiones de cartílago articular.

Compuesto de referencia : Artipro, disponible en la web: Enlazar


10 comentarios

Entradas populares de este blog

Sobre el Tríbulus terrestris