¿Realmente somos tan diferentes?



Recientemente he leído el éxito comercial que ha tenido un fisiólogo norteamericano (Allen Lim) que trabajó como asesor del equipo ciclista Slipstream (ahora Cannondale-Garmin Pro team). Comentó que creó la compañía de suplementos y bebidas para depostistas Kratchlabs al observar los problemas que tenía con las bebidas comerciales no demasiado bien toleradas por los ciclistas. La compañía, ahora, es un éxito comercial y vende productos por centenares de miles de dólares.

Cuando leo la formulación de sus bebidas, compruebo la enorme similitud con la que formulamos hace más de catorce años para Hero y recuerdo las vicisitudes que tuvimos hasta conseguir la formulación deseada y la bebida en producción.

Recuerdo los problemas con Marketing cuando insistíamos en añadir el citrato sódico (una de las claves de la formulación de Lim) y se quejaban de que una bebida tan salada no tendría éxito comercial. También recuerdo que fue la primera vez que añadimos antioxidantes provenientes de frutas rojas y un poco de aislado de suero de leche para darle un mínimo proteico. 


Investigamos en equipos ciclistas tan importantes como la ONCE y en ciclistas profesionales de otros equipos y tuvimos un éxito científico indiscutible, ya que la formulación fue galardonada con el premio nacional de Medicina del Deporte de ese año (fuimos todo el equipo de I+D de Hero a recoger el premio a Oviedo). Sin embargo, la bebida no llegó a los comercios ya que no se consideró conveniente en términos de estrategia de mercado en ese momento.

Probablemente, en USA, la situación hubiera sido distinta ya que ese esfuerzo investigador hubiera dado lugar a una empresa propia y hubiera tenido el éxito comercial. España es diferente, y mucho me temo que la línea de productos marca Doctor Villegas que estamos sacando adelante con tanto esfuerzo y tanta ilusión, se quede en algo similar ya que el apoyo de Marketing y publicidad que necesita, lógicamente no se lo podemos dar. Pero esa es la diferencia entre nosotros y esos grandes países, no es que no tengamos ideas brillantes y científicos sobresalientes, sino que las ayudas se destinan a empresas meretrices, con contactos políticos y amigos influyentes.

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Sobre el Tríbulus terrestris