Etiquetas de suplementos



Recientemente se ha publicado un artículo del profesor Westerblad, investigador principal en el Departamento de Fisiología y Farmacología del Instituto Karolinska, en el que se encuentra explicación -a través de los canales de calcio en las células musculares-, de uno de los paradigmas en la teoría del entrenamiento, como es el entreno de alta intensidad. Pero lo que a nosotros nos interesa (en el tema específico de la nutrición aplicada al deporte), es que, de paso, se ha explicado la ausencia de beneficios si se trata con antioxidantes la fatiga muscular.


Un músculo fatigado puede entrar en una estimulación prolongada de baja frecuencia debido a  la caída de calcio libre citosólico y/o a la disminución de la sensibilidad miofibrilar al Ca++ y, en este sentido, el aumento de las especies reactivas de oxígeno y de nitrógeno sabemos que pueden contribuir a ese efecto. Pero al estudiar en músculo de roedores con inhibidores farmacológicos de la oxidación, la fatiga ha aparecido sin modificación. De esta forma, experimentalmente, se argumenta el hecho, que todos los que nos dedicamos a la nutrición aplicada al deporte, conocíamos: El uso de antioxidantes como suplementos no retrasa la fatiga muscular en el deportista.

Esta investigación, importante en cuanto al conocimiento que rebela de los canales de calcio en el esfuerzo muscular, pone en evidencia un tema del que voy hablando en mis foros y conferencias. ¿Por qué la aparente contradicción entre el conocimiento de que un compuesto es importantísimo dentro de la nutrición del deportista y la falta de efecto cuando lo suplementamos con él? ¿Por qué funciona la dieta suficientemente rica en compuestos con antioxidantes naturales pero no la suplementación aislada de éstos?
De nuevo, echar la mirada atrás nos puede ayudar a comprender esta aparente contradicción. Nuestro organismo está metabólicamente adaptado a la supervivencia manteniendo un equilibrio que se ve constantemente roto por los procesos naturales como la caza, el desplazamiento como nómadas y la simple supervivencia. Es el síndrome general de adaptación que se estudiaba en fisiología del ejercicio; Se rompe el equilibrio con el entrenamiento y el organismo desarrolla sistemas de adaptación que le permiten rendir más en la siguiente rotura de la estabilidad. De esta forma, la formación de especies reactivas de oxígeno y de nitrógeno, en las reacciones de obtención de energía (cadena transportadora de electrones) y de contracción muscular (canales de calcio) las compensa el organismo con la producción de antioxidantes endógenos y el manejo de reacciones compensatorias. ¿Qué pasa cuando lo inundas con antioxidantes tomados de forma aguda y puntual como suplementos? Pues ya lo vemos, entorpecemos esas reacciones propias y las perjudicamos o, simplemente, no provocamos reacción alguna.

Estos conceptos hay que conocerlos muy bien a la hora de asesorar desde el punto de vista nutricional a los deportistas, pero también desde el punto de vista de la formulación, ya que la inmensa mayoría de suplementos de las casas de mayor potencia y supuesta calidad del mercado, se basan en la mezcla de compuestos que tienen justificación bioquímica teórica, pero que no han demostrado, claramente, su efecto conjunto en el rendimiento deportivo. El gran marketing comercial (no olvidemos el tremendo mercado que mueven), se basa en compuestos con un etiquetado extenso en el que se mezclan aminoácidos con demostrado efecto por separado, vitaminas antioxidantes, minerales cuyo déficit provoca problemas de rendimiento, etc etc

La pregunta que lanzo es: ¿Por qué se presume un efecto sobre el rendimiento deportivo cuando se da un coctel de compuestos que individualmente han demostrado su acción? Más aún: ¿Por qué se insiste cuando los estudios nos dicen que no hay efecto demostrado de ese coctel?

La razón única es que el consumidor de esos productos no tiene la formación precisa y considera que un compuesto que lleva muchas cosas, es sencillamente mejor. Leen el etiquetado
Voy a poner un ejemplo. Copio textualmente los componentes de un producto del mercado norteamericano muy conocido:

Other Ingredients: Protein Blend (Milk Protein Isolate [Supplying Calcium Caseinate And Whey], Whey Protein Concentrate, Micellar Casein, Calcium Caseinate, Hydrolyzed Whey Protein Isolate, Whey Protein Isolate) Amino Matrix (Taurine, Glycine) Maltodextrin, Natural And Artificial Flavors, Sunflower-Based Creamer (Sunflower Oil, Corn Syrup Solids, Sodium Caseinate, Mono And Dipotassium Phosphate, Tricalcium Phosphate, Tocopherols [As Preservative]), Coockie Crumble Pieces (Enriched Flour [Wheat Flour, Niacin, Iron, Thiamin Monoitrate, Riboflavin, Folic Acis], Sugar, Vegetable Oil [Soybean, Palm Kernel Oil, Tbhq (Preservative)], Alkalized Cocoa, Fructose Corn Syrup, Degerminated Yellow Corn Flour, Chocolate, Slat, Dextrose, Baking Soda, Whey, Soy Lecithin), Salt, Soy Lecithin, Guar Gum, Silicon Dioxide, Acesulfame-Potassium, Sucralose. Contains Milk, Soy And Wheat Ingredients. Processed In A Facility That Also Processes Egg, Fish, And Shellfish Ingredients. Note: to maintain product freshness, store in a cool, dry place. This product is sold by weight. Some settling may occur. Shake container before use.


La prescripción, en suplementación deportiva, pasa, no solo en el estudio como experto de la dieta y en la utilización de los suplementos de forma adecuada, sino en una buena, simple y exacta formulación que permita saber que el producto tiene la acción que le pedimos.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Sobre el Tríbulus terrestris