Las agujetas y los suplementos



El dolor muscular (DOMS) o agujetas, se define como disconfort o sensibilidad dolorosa en la musculatura esquelética tras una actividad física desacostumbrada, con cierto grado de rigidez, tanto a la palpación como al movimiento. Aparece en las primeras 24 horas tras el esfuerzo físico, con un pico entre 24 y 72 horas y suele desaparecer entre los 5 y 7 días tras su inicio. Las agujetas responden a una alteración del tejido muscular tras ser sometido a grandes tracciones (por intensidad o falta de adaptación), particularmente en las llamadas contracciones excéntricas. Hay rotura de las proteínas estructurales de las fibras musculares (fundamentalmente de la línea Z) y un cortejo fenómeno inflamatorio con liberación de PGE2, histamina, potasio y quininas estimulando nociceptores y produciendo dolor.


 


Aunque la idea inicial que uno se puede plantear, es inhibir o disminuir la inflamación en el momento en que aparece, no es una buena idea porque la hipertrofia muscular está relacionada con el proceso inflamatorio y depende de él. Sin embargo, tras la inflamación inicial y la llamada de células satélite (necesarias para la hipertrofia), se suele producir una inflamación posterior deletérea, y ésta inflamación sí que hay que disminuirla. En este sentido, existen varios nutracéuticos que pueden disminuir la liberación de PGE2. En ratones se ha demostrado claramente, y existen estudios en condrocitos bovinos cultivados en un medio rico en EPA o DHA, que muestran una disminución muy marcada de citocinas implicadas en la expresión de la COX-2 (pero no de la COX-1).





Por otro lado, el hidroxitirosol es el componente fenólico del aceite de oliva con mayor poder antioxidante y, también tiene un efecto antiinflamatorio al inhibir la producción de leucotrieno B4 (LTB4) por los leucocitos y de la mieloperoxidasa (un enzima marcador de la acumulación de neutrófilos) en el tejido inflamado, lo que ha sido comprobado en ratas modelos de inflamación aguda y crónica.


http://www.nutrafur.com/admon/includes/scripts/imgresize.php/image-name.jpg?width=214&image=/uploaded%2Flogo_sunolive_fondo.jpg


Nosotros estudiamos un compuesto basado en la adición de DHA (el ácido graso omega3 del que he hablado sucesivamente en diversos artículos publicados en este blog) e hidroxitirosol, un antioxidante que nos proporcionó Nutrafur (una empresa muy importante de antioxidantes radicada en Murcia). La mezcla dio un resultado espectacular en ciclistas, pero hay que tener en cuenta que no se trata de un omega3 y un antioxidante, sino de una serie de factores que actúan sinérgicamente



1.- Permitir la fase inflamatoria inicial

2.- Actuar con DHA en una formulación efectiva (triglicérido)

3.- Añadir hidroxitirosol como inhibidor de la mieloperoxidasa
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Sobre el Tríbulus terrestris