Una ración de brócoli



El brócoli es fuente de compuestos químicos de gran actividad biológica. Sus efectos saludables más importantes se atribuyen a la alta concentración de unos compuestos llamados glucosinolatos. Uno de ellos, es la glucorafanina que está presente en los brotes, semillas y en la propia planta, pero fundamentalmente en los brotes, que contienen hasta cincuenta veces más glucorafanina que la planta adulta. La presencia de una enzima (mirosinasa) provoca la liberación de sulforafano, que es el compuesto que parece ser el auténtico agente de esos beneficios comentados. El Sulforafano es un activador del factor de transcripción Nrf2, estimulando la producción de enzimas antioxidantes y de detoxificación. También contrarresta muchas de las anomalías bioquímicas y moleculares asociadas con enfermedades neurodegenerativas, incluyendo la capacidad antioxidante reducida, los defectos en la síntesis de glutatión, la disfunción mitocondrial y alteraciones en la fosforilación oxidativa, con disfunción mitocondrial. 


Muchas enfermedades, particularmente las degenerativas, pueden beneficiarse de estas propiedades expuestas, pero hay algunas cosas al respecto que conviene saber. 
- Los isotiocianatos (sulforafano) pueden producir bocio al bloquear la absorción y el consumo de yodo por la glándula tiroides
- - Las altas temperaturas de la cocción inactivan la enzima mirosinasa que conduce a la detención de la formación de sulforafano. Además la mayoría de la glucorafanina (igual que los otros glucosinolatos) se disuelve en el caldo
- Puede haber muchas diferencias debido al método de cultivo, el momento de cosecha, las condiciones del suelo o el uso de herbicidas o pesticidas. Suele haber por media 30 mg. de glucorafanina por 300 mg. de brécol preparado.

-          Hay dos maneras para transformar la glucorafanina en sulforafano:
o   Por la enzima mirosinasa, que se libera cuando se machaca el brócoli o se mastica, por el proceso de machacar y masticar. La mirosinasa requiere un ambiente húmedo para funcionar.
o   Por la transformación en la flora intestinal. Más del 80% de la glucorafanina es convertida en sulforafano en un ambiente de un pH mayor de 5. Por esta razón, la vitamina C en la forma ácida (ácido ascórbico) inhibe la formación de sulforafono. La vitamina C en la forma de ascorbatos de minerales no tiene esta desventaja.

 Las verduras congeladas están blanqueadas para inactivar las enzimas (que podrían causar la descomposición) de esta manera también la mirosinasa es inactivada.

Por todo ello, la idea de tomar brócoli de cualquier forma, o suplementos para aprovechar sus propiedades, no es una buena idea. Hay que seguir el consejo de expertos que valoren la situación personal y ofrezcan la solución individualizada. Mientras tanto, si quiere, simplemente, aprovechar sin peligros, las propiedades saludables del brócoli, consuma la planta fresca, cocinada al vapor y en períodos no excesivamente continuos (tan sólo de tres a cinco porciones de brócoli a la semana proporcionan un beneficio protector contra el cáncer).

Acompañar el brócoli fresco con un alimento que contenga la enzima mirosinasa (la enzima necesaria para formar el sulforafano, el componente anticancerígeno de los vegetales), aumenta significativamente sus propiedades anticancerígenas y asegura que la absorción tenga lugar en la parte superior del aparato digestivo, donde se obtendrá el beneficio máximo para la salud.
   "Para conseguir este efecto, hay que acompañar o condimentar el brócoli con sus propios brotes, mostaza, rábano picante o wasabi. Cuanto más picante mejor, eso significa que será efectivo"

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Sobre el Tríbulus terrestris